Mi nombre es Marina Rodríguez Ibarra y estas líneas las escribo para que puedas conocerme un poco más.

Desde que tengo memoria los animales forman una parte fundamental en mi vida, me he criado en una familia de agrónomos por parte de mi madre, de fotógrafos por parte de mi padre y en ambos lados, fervientes admiradores de la naturaleza.

Toda mi formación se ha mantenido en la misma línea, soy TS en gestión ambiental y fotógrafa especializada en animales.

Hace ya algunos, mi perro Apolo se iba de mi lado dejando un dolor inmenso en mi alma, quienes amamos a los perros y convivimos con ellos, sabemos lo dura que es su partida.

Cada vez que quería recordarlo iba corriendo a buscar alguna de sus fotografías… Pero me di cuenta que si bien tenía muchos recuerdos y vivencias que quedarán para siempre en mi corazón, no tenía esos recuerdos plasmados en papel.

Fue en ese momento en el que me prometí que no dejaría que eso suceda de nuevo, es por eso que comencé este proyecto, en el cual me dejo el alma y la piel para poder retratar en cada clic, el amor incondicional que nos dan todos y cada uno de sus días.

Bienvenidos a este proyecto que nace desde lo más profundo de mi ser, bienvenidos a “La Fotógrafa de Animales”…